20 Abr 2020

Ministra del Trabajo: “En este momento extraordinario la solidaridad va a ser fundamental”

La ministra María José Zaldívar fue la expositora del primer encuentro del Ciclo “Café Con” 2020 “La otra cara de la crisis sanitaria: El desafío de sostener el empleo”, que congregó a 240 personas.

La ministra del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar, fue la primera invitada del Ciclo “Café Con” de este año, donde conversó con el Presidente de la Unión Social de Empresarios Cristianos (USEC), Sergio Merino, sobre la “La otra cara de la crisis sanitaria: El desafío de sostener el empleo”.

Durante su intervención ante 240 personas –cuya presentación puedes revisar aquí-, la ministra Zaldívar señaló que “estamos viviendo una situación extraordinaria” en el que la solidaridad va a ser muy importante. 

“Estoy muy contenta de poder estar hablando con personas en que el concepto de la solidaridad y el concepto de la responsabilidad cristiana es parte de los valores, porque éste es un momento extraordinario, en el cual la solidaridad va a ser fundamental, y en el que un elevado concepto de la ética va a ser necesario”, expresó.

Tras ello, la ministra ahondó en dos de los cuerpos legales que se han aprobado para enfrentar este escenario:

Dos leyes: Teletrabajo y Protección al Empleo

“La agenda laboral en materia del COVID-19 es una agenda que está en evolución y que está trabajándose. Nosotros tenemos dos leyes que son súper importantes (teletrabajo y protección del empleo), pero estamos trabajando en otros que van a suceder, porque claramente tenemos que dar una respuesta y una solución a todos los trabajadores de nuestro país que están siendo afectados por el tema del coronavirus”, explicó la ministra Zaldívar. 

La ministra del Trabajo señaló que ambas leyes protegen en total a unos 6 millones de trabajadores, incluyendo 4 millones 800 personas del sector privado, además de los trabajadores del Estado. “Considerando que hay unos 9 millones de personas con empleo en el país, nos quedan 3 millones de trabajadores, que son los que tenemos que hacernos cargo. Ahí uno habla de 2 millones y medio de informales, que es una de las vías, y hay un universo también de trabajadores a honorarios del sector privado, que es la ley que estamos trabajando hoy día”, detalló.

Teletrabajo

Con respecto a la Ley de Teletrabajo o trabajo a distancia, vigente desde el 1 de abril, la ministra Zaldívar señaló que “es un proyecto de ley que se está tramitando hace mucho tiempo, pero que en el contexto del coronavirus se hacía fundamental”, y que “la fuerza de los hechos hizo que se pudiera aprobar con más celeridad”.

La ministra del Trabajo explicó que esta ley es importante porque: 

1) “Formaliza esta nueva forma de trabajo. Nosotros teníamos que aproximadamente un 1,5% de la fuerza laboral hacía trabajo a distancia antes de la crisis, hoy en día esto aumentó de manera exponencial”.

2) “Esta ley establece que siempre tiene que ser con consentimiento del trabajador”.

3) “Empleador deberá proveer los equipos, herramientas y materiales para el trabajo a distancia o teletrabajo y absorber los costos de operación, funcionamiento, mantenimiento y reparación de equipos relacionados a esta modalidad de trabajo”.

4) “Se regula el tema de la jornada”, permitiendo a) exención de jornada laboral, con derecho a desconexión por al menos 12 horas continuas -que eso es una importantísima innovación, que solamente países muy avanzados lo tienen-”, o b) “tener la misma jornada que tendría presencialmente”. 

Protección al Empleo

La ministra del Trabajo aseguró que “la ley más significativa, que es la Ley de Protección del Empleo -que entró en vigencia el pasado 6 de abril- y que beneficiará a trabajadores del sector privado, con cotizaciones dentro del seguro de cesantía, o trabajadoras de casa particular, También podrán acogerse con efecto retroactivo aquellos que hayan celebrado pactos o iniciado procesos de desvinculación a partir del 18 de marzo de 2020.

Explicó que “esta ley tiene cuatro principios inspiradores”: 1) Proteger el ingreso; 2) Mantener la relación laboral; 3) Mantener la cobertura en materia de la seguridad social; y 4) Proteger las fuentes de empleo

“Nosotros sabemos que empresas pequeñas, medianas, grandes, están pasando por una situación muy complicada a nivel de ingresos. Y que si yo les cargo con toda la obligación de mantener las remuneraciones, o eventualmente de seguir pagando el 100% de todas sus obligaciones, se hace prácticamente imposible que muchas de estas empresas se puedan mantener. Y nosotros lo que nos interesa es que la economía entra de alguna manera en un modo de hibernación, pero que luego pueda retomar con mucha fuerza proteger nuestro país y a nuestros trabajadores”, enfatizó la secretaria de Estado.

Luego señaló que la ley establece tres alternativas para acogerse a la protección del empleo: 1) “Suspensión temporal del contrato por acto de autoridad”, 2) “Pacto de suspensión temporal de contrato”, y 3) “Pacto de reducción temporal de la jornada de trabajo”.

La ministra finalizó su exposición destacando que es importante que “aquellas empresas que no se han visto afectadas continúen con el pago de remuneraciones y entregándoles mejores condiciones a sus trabajadores”.

“Si nosotros podemos dar las mejores condiciones a los trabajadores, tenemos que buscar hacer eso. Y esta ley solamente aplicarla en los casos en que la empresa no pueda seguir haciéndolo. Y por lo tanto va a haber un control social más que un control de verificamiento”, concluyó.