04 Ene 2021

Para encontrar a Jesús – P. Hugo Tagle

Este segundo domingo del tiempo navideño la Iglesia chilena celebra la fiesta de la “Epifanía del Señor” que significa “manifestación”, donde Jesús se da a conocer al mundo en la figura de los “sabios de Oriente” o popularmente conocidos como “los reyes magos”: Gaspar, Melchor y Baltazar. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos: Su Epifanía ante los Reyes Magos, que es el texto que leemos hoy en el evangelio. Su Epifanía a San Juan Bautista en el Jordán y su Epifanía a sus discípulos y comienzo de Su vida pública con el milagro en Caná. Son tres momentos en que Jesús se revela a la humanidad. Es esta primera Epifanía la que más celebramos en este tiempo navideño, por lo entrañable y significativo del encuentro. En los sabios de oriente están reflejados todos los pueblos de la tierra, que vienen “de lejos” a adorarlo y traerle regalos. Abriendo sus tesoros le ofrecieron dones. Cada uno de ellos con un significado: oro, como Rey, incienso, como Dios y mirra, como hombre en su pasión.

Para encontrar a Jesús se requieren dos condiciones: salir a su encuentro, ponerse en camino. Lo encontramos cuando “salimos de nosotros mismos” y nuestras comodidades. Y segundo, cuando nos abajamos: “cayendo de rodillas, lo adoraron”. Se requiere una actitud humilde para reconocerlo. Quien se abaja, se hace pequeño y servidor de los demás, reconoce a Cristo en su vida.

Por último, los reyes magos volvieron a su tierra “por otro camino”. Quien busca a Jesús y lo encuentra, no puede ser el mismo luego. Se debe producir un cambio de vida. Al término del periodo navideño, pidamos al Señor que mucho haya cambiado en cada uno de nosotros y comencemos el nuevo año más semejantes a Él.