13 Nov 2020

El mayor de los talentos es la capacidad de amar – Mons. Fernando Chomali

La parábola de los talentos del texto de Mateo es impresionante. Nos dice claramente que Dios nos toma radicalmente en serio. Que no da lo mismo hacer que no hacer, trabajar o no trabajar, dar que no dar. En efecto la parábola nos dice que todos, absolutamente todos tenemos dones, carismas, destrezas, habilidades. Algunos más otros menos, pero todos pueden multiplicarlos.Multiplicar los talentos es el corazón de la vida y eso es lo que nos preguntará el Señor el día que nos encontremos con Él.

El mayor de los talentos que tenemos es la capacidad de amar. El amor está llamado a expresarse en toda nuestra vida, la familia, el trabajo, las relaciones humanas. En general, en todas las esferas estamos llamados a impregnarnos de la capacidad de amar y de ser amados. Esa es la base de la fraternidad, de la cohesión social, del respeto a la dignidad de la persona humana.

Esta parábola nos puede llevar a reflexionar sobre los talentos que hemos enterrado por temor y nos ha impedido amar. Ello es una pobreza, tal vez la peor de todas. Pero también podemos, de cara al Señor, agradecer aquellos que hemos multiplicado y se han traducido en paz, justicia y alegría.