18 Nov 2022

USEC motiva a líderes empresariales a hacerse parte en la recomposición del tejido social

El Seminario “La Empresa en un Nuevo Tejido Social”, buscó compartir distintas miradas sobre la empresa y su contribución al bien común en estos tiempos.

Tres años después del Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución, representantes del mundo político, privado y sociedad civil fueron convocados por la Unión Social de Empresarios Cristianos (USEC) para reflexionar sobre la importancia de las empresas en la recomposición del tejido social.

El Seminario “La Empresa en un Nuevo Tejido Social. Una necesaria conversación entre el sector privado, público y la sociedad civil”, contó con la participación de 100 personas de forma presencial, y más de 18.000 telemáticamente que pudieron conectarse por nuestro canal de YouTube y por EmolTV, buscó reflexionar sobre la tarea que le compete a los empresarios, ejecutivos y emprendedores en la promoción del bien común. 

Los desafíos para recomponer el tejido social

El encuentro contó con las presentaciones del periodista y analista político Ascanio Cavallo, y de la filósofa y académica de la Universidad de los Andes (UANDES), Gabriela Caviedes, quienes abordaron diversas aristas de los desafíos para recomponer el tejido social. 

Ascanio Cavallo comenzó su presentación recordando que con la globalización los problemas y desafíos “no son fenómenos locales”: “mucho de lo que nos ocurre y nos desconcierta le ocurre al mundo y lo desconcierta”, indicó. Su reflexión giró en torno a la pregunta “¿estamos en medio de una transformación del mundo que no somos capaces de controlar?” y si estamos en una cuarta revolución o en una segunda fase de la tercera. 

El Premio Nacional de Periodismo aseguró que estamos frente a una “colisión generalizada de valores y sistemas en diversos campos”, que denominó epistemológico, filosófico, cultural, económico y político –a la que considera la “batalla madre”–, en torno a los dilemas conocer vs creer, mediación vs inmediatez, integración vs fragmentación, crecimiento vs naturaleza, y democracia vs populismo, respectivamente.

A continuación, la novel doctora en filosofía e investigadora del Centro de Estudios e Investigación Social SIGNOS de la UANDES, explicó que el tejido social es “un entramado vivo”, como una “enredadera”. Agregó que en un “tejido social sano cada rama desarrolla su proyecto vital y propende a la unidad”, mientras que en un “tejido social roto no existe la posibilidad de desarrollar un proyecto personal y no se propende a la totalidad”. 

La académica señaló que “todos intuimos que desde el 18 de octubre de 2019, el tejido social está roto, enfermo, y que hay que recuperarlo”. Y que “algunos lo vieron venir”: Gonzalo Vial con su teoría de los consensos, explicaba que el consenso estaba incompleto porque faltaba el “pacto social”, con un 30% de pobreza estructural (no meramente de ingresos), con hogares rotos, madres solas y jóvenes solos, que caen en la droga y delincuencia. Como el “consenso era insuficiente”, Vial creía que “no se iba a sostener” y se iba a producir un “terremoto” social. “Si no paliamos los efectos devastadores que tuvo la pandemia en términos de educación, si no incentivamos la lectura, nos va a faltar una pieza clave para recomponer el tejido social”, aseguró Gabriela Caviedes.

Una conversación entre el sector público, la empresa y la sociedad civil

Estos temas fueron bajados por un panel de conversación moderado por el Presidente de USEC, Francisco Jiménez e integrado por el ex Presidente de la Cámara de Diputadas y Diputados, diputado Raúl Soto; el Presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Juan Sutil; y la Presidenta Ejecutiva de la Fundación Carlos Vial Espantoso, María Isabel Vial; quienes pudieron reflexionar acerca del momento que vive Chile con miras a un eventual nuevo proceso constitucional. 

Para el diputado Raúl Soto, la institucionalidad política está “igual o más debilitada” que el tejido social. Explicó que “nos encontramos en un periodo de inflexión para el futuro del país y que más que la búsqueda de una nueva Constitución, estamos buscando un nuevo pacto social cuyo marco normativo es una nueva Constitución”, dijo. En ese sentido, indicó que el mundo privado debe jugar un rol fundamental ya que ningún sector (tanto el privado como el público) pueden abordar los problemas por sí solos. “No se puede construir una nueva Constitución dejando gente fuera y el mundo empresarial tiene mucho que decir”, opinó. 

Por su parte, el Presidente de la CPC recordó que el empresariado intentó participar en el proceso pasado pero que no fue escuchado: “expusimos en diferentes comisiones, incluso fuimos hasta maltratados y eso le hace mal al tejido y la convivencia (social). Hoy día no podemos cometer ese error. Comparto con el diputado Soto la idea de que hoy tenemos una oportunidad de tener una buena Constitución que permita hacer una recomposición de la cohesión y el tejido social”, reflexionó. 

María Isabel Vial se refirió a la desconexión entre la élite y la población. “Así como Santiago no es Chile; Las Condes, Lo Barnechea, Ñuñoa y Providencia tampoco son Santiago”, criticó. De todas formas, la panelista argumentó que las empresas ya han empezado a avanzar para recomponer confianzas. Como ejemplo puso la pandemia, en donde las grandes compañías se volcaron a sus trabajadores. 

El rol de la empresa en la recomposición del tejido social

Al igual que el año pasado, USEC realizó un sondeo entre sus socios con el objetivo de conocer qué piensan acerca del rol que las empresas debiesen jugar en estos tiempos. 

Los resultados mostraron que el 87% de los encuestados cree que las empresas deben jugar un rol relevante en el nuevo proceso constituyente. Asimismo, el 54% de los empresarios, ejecutivos y emprendedores que participaron en el sondeo considera que la mejor forma de participar es a través de asociaciones o gremios. Por su parte, para un 27% es las empresas deberían organizar conversatorios internos sobre estos temas, y a otro 27% le gustaría que la empresa organizara conferencias con expertos.

El presidente de USEC, Francisco Jiménez, señaló que desde la organización entienden que “recomponer el tejido social es tarea de todos, nadie puede quedar excluido, debe haber participación, colaboración e interacción entre el Estado, el mundo privado y la sociedad civil, buscando la unidad de propósito”. “Decidir en conciencia es ser un buen tejedor”, concluyó. 

Revisa las fotos aquí.