01 Sep 2016

USEC invitó a empresarios a conversar sobre la Vocación del Líder Empresarial junto a Michael J. Naughton

Existen diversos obstáculos que enfrentan a los líderes empresariales a la hora de buscar mecanismos para servir al bien común, pero el principal de ellos es llevar una vida dividida. Así de contundente fue la reflexión que realizó Naughton en el marco de un almuerzo organizado por USEC, y al que fueron invitados diversos líderes de opinión, académicos y empresarios, realizado en el Club 50 en forma posterior a la conferencia “Subsidiariedad en la Empresa: el tiempo es ahora”.

Durante este encuentro, el profesor Naughton comentó detalles del libro “La Vocación del Líder Empresarial”, destacando las presiones que a su juicio interfieren con el correcto enfoque de bien común desde las empresas a la comunidad. En particular, destacó la tendiente separación entre la fe y la práctica empresarial del día a día, que puede llevar a la búsqueda del éxito entendido sólo como gratificación material.  Durante el encuentro, el expositor invitó a los asistentes a trabajar en un verdadero “liderazgo de servicio”, que armonice las demandas del mundo económico con los principios ético-sociales, teniendo como centro la realización de la vocación e integrando los dones de la vida espiritual, las virtudes y los principios ético-sociales. 

Revisar galería de imágenes >>