15 Nov 2016

Sobre emprendimiento y dilemas éticos trató la cuarta sesión del ciclo “Empresarios que Transforman” del Círculo USEC Joven

“Si no hay un comportamiento ético por parte de las personas que componen una empresa, ésta puede ser vista como un espejo de una realidad egoísta”, así lo señaló el Director Ejecutivo de GeCo, Carlos Abogabir, quien fue invitado a exponer en la cuarta sesión del ciclo de conversación organizado por el Círculo USEC Joven.

En la instancia, Abogabir habló acerca del camino recorrido a través de su experiencia en distintas empresas, y comentó cómo se impulsó a emprender un camino propio, creyendo firmemente en que  ciertas empresas han perdido la empatía con la sociedad. En algunos casos, señaló, las personas que están a cargo no siempre ven las implicancias de sus decisiones. En este contexto, los empresarios y profesionales cristianos tienen la tarea  de formar a quienes toman decisiones que afectan a otros, para que puedan ver y oír las cosas que pasan en su entorno.

En esta línea, Abogabir apeló al eslogan de USEC “Decidir en Conciencia”, el cual a su juicio debe ser la misión de cada día, a modo de evitar que la moral económica versus la moral personal se contrapongan. 

En cuanto al panorama de desconfianza que hoy impera en nuestra sociedad hacia la empresa, el expositor dijo que esto se da porque las personas quieren “tomar atajos”, buscando maneras no perfectas de cumplir con el trabajo, y esto finalmente repercute en malas decisiones para toda la comunidad. “Por ejemplo, pasa cuando las empresas tienen conflictos medioambientales y no los solucionan escuchando a su comunidad”, afirmó Abogabir ante el grupo de jóvenes congregados por USEC.