27 Dic 2019

Presidente de USEC: “La gran mayoría de las empresas se preocupa por el bien común”

Sergio Merino, en el programa de Radio María y Pastoral UC “Café con Fe”, se refirió al rol de las empresas en la sociedad, donde pueden contribuir al bien común al transformar el trabajo en una noble vocación.

El Presidente de USEC, Unión Social de Empresarios Cristianos, Sergio Merino, fue invitado el pasado miércoles 18 de diciembre al programa “Café con Fe”, producido en conjunto por Radio María y la Pastoral de la Universidad Católica (UC). El capítulo, que se tituló “Ética y responsabilidad empresarial”, contó también como invitada la participación de Mónica Silva, investigadora de la Escuela de Administración UC y profesora del MBA de dicha casa de estudios, donde imparte los cursos RSE en Estrategia de la Empresa y Liderazgo Ético.

“Ética y responsabilidad empresarial”

Consultado por la agenda antiabusos patrocinada por el Gobierno, el Presidente de USEC sostuvo que “es muy importante dejar claro que esta sensación de que los empresarios abusamos, es una generalización absolutamente injusta. Eso es lo primero. Eso no quiere decir que no haya abusos: los empresarios y hombres de empresa son hombres y como tales sujetos a caer, no somos ángeles, somos hombres y cometer diversas faltas a la ética, incluso faltas legales. Pero lo primero es decir: no nos metan a todos los empresarios en un mismo saco, porque eso es injusto”.

Explicó que como USEC “hemos planteado, lo que es un aterrizaje de la Doctrina Social de la Iglesia en estas materias, que las empresas deben guiarse por las 3B: ofrecer buenos productos y servicios; ofrecer buenos empleos; y generar buena utilidad. Y me voy a quedar en este último concepto, porque tiene que ver con los abusos. En qué sentido: buena utilidad significa utilidad sin abusar, utilidad sin valerse de la letra chica, utilidad sin denigrar a los competidores, utilidad sin utilizar publicidad engañosa… todos conceptos que apuntan a faltas a la ética, pueden no ser faltas legales, pero son faltas a la ética”.

“No es que sean algunos empresarios los que no cometen prácticas ilícitas, yo creo que la mayoría no las comete. Nosotros tenemos en USEC un programa de difundir buenas prácticas de empresas socias. Y en general hemos tenido una buena acogida a contar lo que hacen, y prácticas que son replicables. O sea, no solamente para la misma empresa, sino que son escalables. Y que van más allá, es decir, miran el bien común. El empresario tiene que mirar el bien común, procurar el bien común, y procurando el bien común tiene que ser una empresa que tenga lo que hemos llamado las 3B”, profundizó.

A continuación contó dos ejemplos de buenas prácticas que le “llamaron poderosamente la atención: una, una empresa que no es de Santiago y está preocupada de cómo va a reemplazar a sus trabajadores cuando vayan jubilando. Y dice la mejor manera es tener buena educación para la gente de mi comunidad, y lo que hizo fue premiar a los papás o a las mamás de los buenos alumnos, al trabajador, porque detrás de un buen alumno, normalmente hay alguien que se preocupa”. “Otro ejemplo, una empresa de ingeniería que decidió, para cohesionar a sus equipos, dedicarle una parte importante al voluntariado. E hizo una asociación con el Hogar de Cristo. Y el tema del voluntariado está dentro de la agenda de los gerentes de todas las semanas”, continuó. “Entonces, existe en la gran mayoría de las empresas una preocupación por el bien común, algunas en forma explícita, otras en forma más implícitas”, declaró.

Al mismo tiempo, relató que como USEC tenemos una experiencia de “más de 70 años. Fuimos fundados por el Padre Hurtado, el año 48, o sea hace 71 años. El año pasado celebramos los 70 años. Siempre hemos estado, y nuestra misión es transmitir el hecho de que la actividad empresarial es una noble actividad en la medida que ella sea un aporte al bien común”.

3xi: “Desde la esperanza radical al cambio cultural”

Por su parte, la directora ejecutiva de USEC, María Cristina Marcet, fue invitada a participar en a un encuentro 3xi convocado a raíz de la crisis social que vive nuestro país, titulado “Desde la esperanza radical al cambio cultural. Hacia una cultura del encuentro”, que se realizó el pasado martes 3 de diciembre, en Casona Santa Rosa de Apoquindo (Padre Hurtado Sur 1195, Las Condes).

La directora ejecutiva de USEC explicó que “la contribución que USEC puede hacer para resolver esta crisis pasa por ser una instancia de encuentro, comunidad y diálogo, muy necesarios estos días. Somos una red, una comunidad, de empresarios, ejecutivos y emprendedores cristianos. No somos un gremio, sino que una instancia de comunidad y de formación en torno a una mirada trascendente del trabajo, que ofrece un horizonte de sentido”.

Concluyó diciendo que “nosotros promovemos que la actividad empresarial es un tremendo aporte para el país, y que es posible transformarla en una noble vocación, a través de la cual podemos contribuir al bien común. Además, tenemos la convicción de que la empresa debe ser una comunidad de personas, donde directivos, ejecutivos y colaboradores trabajan por un fin compartido, que dota de sentido a la actividad empresarial”.

3xi es una iniciativa liderada por Sistema B, la Asociación de Emprendedores en Chile (ASECH), la Comunidad de Organizaciones Solidarias (COS), la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) y el Centro de Innovación UC. formada por diversas organizaciones del mundo empresarial, social y académico, que buscan inspirar, incluir e innovar, con miras a “restituir las confianzas y generar una cultura de encuentro para crear un Chile mejor”.