13 Abr 2020

Emprendedores cristianos de Chile: nadie se salva solo

Nota de prensa en sitio Vatican News destaca declaración de USEC “Tiempo de Compromiso”, a propósito de la crisis sanitaria a raíz del COVID-19 y el rol de los empresarios cristianos.

Emprendedores cristianos de Chile: nadie se salva solo

La USEC afirma en un comunicado: “Cada empresa y comunidad enfrentará desafíos propios, con más o menos recursos y con mayor o menor posibilidad de defender su negocio, pero deberá poner siempre a la persona en el centro, comprendiendo que el mayor mal es la desaparición misma de las fuentes laborales”.

Anna Poce – Ciudad del Vaticano

Con una declaración titulada “Tiempo de Compromiso” fechada 7 de abril, la Unión Social de Empresarios, Ejecutivos y Emprendedores Cristianos, USEC, con su presidente, Sergio merino, “acoge la invitación formulada por el Papa Francisco y se une en oración en este difícil momento que atraviesa el mundo”.

Ante la emergencia sanitaria causada por el Covid-19 los emprendedores afirman de haber asumido “con fuerza y decisión el llamado de las autoridades para evitar la propagación del contagio” y de promover en el propio entorno laboral “los protocolos que colaboren en este sentido, fomentando el aislamiento social y utilizando las tecnologías, en todos los casos que sea posible”.

Nadie se salva solo

Entendiendo y sufriendo la situación señalan “el problema económico que trae asociada esta pandemia”, y subrayan: ”haremos todos nuestros esfuerzos para disminuir su impacto en toda la sociedad”. Asimismo aseguran que pondrán a disposición sus capacidades al servicio del país. “En esto nadie se salva solo, – añaden – lo hacemos todos juntos, confiando “en que nuestras autoridades y representantes, actúen para dar el apoyo rápido que se necesita”.

“Acompañamos – se lee en el mensaje – el dolor de quienes más sufren y de todos quienes se han visto y se verán afectados de una u otra forma”.

Actores de la solución bajo la luz de Cristo

La declaración invita a todos los miembros de la USEC a ser “ser actores de la solución, iluminando sus decisiones con la luz de los valores cristianos permanentes, los que también son universales, como son la dignidad de la persona, el bien común, la solidaridad y la subsidiaridad, y concluye con optimismo.

“Sabemos – se lee aún – que este enorme problema, sanitario y económico, irá desapareciendo y la rapidez con que lo haga dependerá de la colaboración, responsabilidad, solidaridad y compromiso por los demás, con que cada uno aporte”. Y haciendo nuestros todos “los conocimientos, vivencias y experiencias para la construcción de una sociedad chilena mejor, más centrada en la promoción material y espiritual del ser humano”.

La Unión Social de Empresarios, Ejecutivos y Emprendedores Cristianos, es una corporación sin fines de lucro, fundada en 1948 por inspiración de San Alberto Hurtado, formada por hombres y mujeres que quieren vivir su actividad empresarial como una noble vocación, poniendo en el centro de sus decisiones la dignidad de las personas y el bien común de la sociedad, de manera de desarrollar empresas plenamente humanas, altamente productivas y socialmente responsables. Desde 1957, USEC pertenece a la Unión Internacional Cristiana de Dirigentes de Empresa (UNIAPAC), fundada en 1931.