22 Ago 2020

Anunciar a Cristo hoy – P. Osvaldo Fernández de Castro

Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo? La pregunta la hace el mismo Señor. Para nosotros, cristianos, la forma como intentamos responderla es decisiva. Tal vez algunos responden por lo que han oído a otros decir de Cristo, han buscado la respuesta en la historia o en los libros. Alguno puede repetir alguna respuesta que escuchó alguna vez en la catequesis. Otros intentan responder desde una intuición, un sentimiento o alguno de sus mensajes que le puede haber hecho más o menos sentido. Estos intentos de respuesta, si bien no están mal, no son suficiente. Pues Cristo es eso y mucho más.

Para nosotros es la experiencia que hemos tenido con Cristo resucitado la que ilumina y da sentido a toda nuestra vida cristiana. Esta experiencia es la que transforma y orienta todo. Y sabemos que ilumina la vida de todo hombre y mujer. Es más, descubrimos que precisamente en tiempos de mayor confusión o relativismo respecto a todo, también a lo religioso, el anuncio del evangelio brota de una experiencia que plenifica nuestra vida, nuestro trabajo, nuestra familia y nuestra sociedad. Es una experiencia que no se nos da en solitario, sino que la descubrimos en el servicio y entrega a los demás. Es conocimiento, y es caridad también. Y es tan trascendente que no la podemos guardar para nosotros, sino que traspasa nuestra forma de vivir, de pensar, de amar, de trabajar, de relacionarnos. Así anunciamos a Cristo hoy.

Por eso, nos volvemos a hacer la pregunta del Señor en el evangelio de hoy: mirando tu vida, ¿quién dices que soy yo?