Banco de Chile: Reafirmando su compromiso país con plan de apoyo a la comunidad

La iniciativa contempla una serie de medidas extraordinarias para sus clientes, emprendedores, micro, pequeñas y medianas empresas y para la comunidad en general, especialmente las familias más vulnerables, los adultos mayores y personas con discapacidad.

Frente a la emergencia sanitaria y social que enfrenta Chile por la pandemia de Covid-19, el Banco de Chile reafirmó su compromiso con el país, implementando un plan nacional que contiene una serie de medidas de apoyo a sus clientes y a la comunidad en general.

“En nuestros 126 años de historia, como parte de nuestro compromiso con Chile y nuestro Programa Pymes para Chile, hemos apoyado históricamente a nuestros clientes, emprendedores, micro, pequeñas y medianas empresas y a la comunidad en general. Hoy reafirmamos más que nunca este compromiso para que, a través de estas alianzas virtuosas público-privadas, enfrentemos juntos esta emergencia sanitaria y social, y salgamos nuevamente adelante”, destacó María Victoria Martabit, gerente de Asuntos Corporativos y Desarrollo Sostenible de Banco de Chile.

Así, desde marzo se adoptaron medidas para ayudar a sus clientes de los segmentos Personas y Pyme, como postergación de créditos hipotecarios, de consumo y la posibilidad de acceder a créditos extraordinarios en condiciones especiales, con el propósito de que pudieran cubrir sus necesidades más urgentes.

Para dar visibilidad a pequeñas y medianas empresas, en conjunto con Desafío Levantemos Chile, lanzaron la campaña “Yo elijo local”. La iniciativa busca promover una amplia variedad de productos, ofreciendo una vitrina gratuita a miles de pymes y emprendedores para que se conecten con eventuales compradores y generen un repunte en sus negocios.

Ayuda directa a los más necesitados

Y ante la emergencia social que también afecta al país, la compañía ha entregado ayuda directa a adultos mayores vulnerables, aportando a 11 hogares distribuidos en 8 regiones, llevando cajas alimentos y medicamentos en varias comunas de Santiago y con horas de telemedicina para adultos mayores en alianza con la plataforma ServiSenior y la Red de Salud UC Christus.

En la misma línea, ha donado casi 7.000 cajas de alimentos de primera necesidad a personas con discapacidad y miles de familias vulnerables. Los productos fueron adquiridos a microempresarios y pymes, y distribuidos por transportistas locales, como una forma de apoyarlos también a ellos y reimpulsar la actividad económica local.

También adhirieron, por segundo año consecutivo, al Plan Código Azul de la Campaña de Invierno del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, entregando 3.500 kits de emergencia para abrigar y proteger a personas en situación de calle.

El Banco de Chile implementó asimismo un programa integral de apoyo a personas con discapacidad, entregándoles orientación médica gratuita a personas con discapacidad auditiva, a través de una plataforma online y un intérprete en lenguaje de señas. Además, a través de la aplicación Lazarillo, 17 mil personas con discapacidad visual reciben notificaciones con información relevante como consejos de prevención y autocuidado.

La importancia de la educación financiera

En otro ámbito, la entidad puso en marcha un Programa de Educación y Bienestar Financiero denominado “Cuentas con el Chile”, que tiene como objetivo aportar a la educación e inclusión financiera a través de distintas iniciativas. Junto con ello, habilitaron una plataforma online gratuita para que estudiantes y profesores de establecimientos educacionales de todo el país realicen un curso digital, que busca formar hábitos financieros saludables como el ahorro y el gasto responsable. A la fecha se han inscrito 36 establecimientos educacionales y 2.470 alumnos tanto de la Región Metropolitana como de otras regiones del país.