22 Abr 2024

La confianza como antídoto contra el inmovilismo – Enrique Cruz

La próxima semana se desarrollará el tradicional Encuentro Nacional de la Empresa (Enade), organizado por Icare, un evento que cada año marca la pauta de discusión pública, empresarial y política. En esta ocasión, el título del seminario es “Contra Immobilis”, y tratará sobre la necesidad de dejar el inmovilismo y abordar los dos temas que más urgen como país: seguridad y economía.

La pérdida de confianza, como bien diagnostican los organizadores de Enade, se relaciona directamente con ambos temas y lo hemos visto aún con mayor fuerza en los últimos días. A raíz de la temporada de juntas de accionistas, los líderes de los grandes grupos económicos del país han sido especialmente duros respecto del rumbo que ha tomado nuestro país. Por su parte, las autoridades no se han quedado atrás y han lanzado sus críticas hacia el sector privado.

A modo de ejemplo, hace apenas unos días, el Presidente Gabriel Boric señaló al sector minero de aportillar el pacto fiscal. Se trata de una suerte de fuego cruzado que parece inofensivo, al menos en el sentido práctico inmediato, porque son sólo palabras, pero que en nada contribuye a retomar la discusión de lo verdaderamente importante: ¿Cómo volvemos a poner en marcha a Chile?

La reciente publicación de la Encuesta Bicentenario, del Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica, aporta buenos antecedentes para entender el panorama al que nos enfrentamos. Apenas dos de cada diez chilenos creen que se puede confiar en la mayoría de las personas; y la desconfianza está más presente en los adultos mayores y en la población de menores recursos.

El gran punto de partida para combatir la delincuencia, el narcotráfico, el terrorismo o la corrupción es la reconstrucción de confianzas que propicie un reencuentro entre los chilenos y entre las instituciones. Y para ello, como sostienen desde Icare, necesitamos avanzar juntos la política, la empresa, los trabajadores, la academia y toda la sociedad. De lo contrario, el inmovilismo amenaza con quedarse junto con una permanente sensación de “política trabada” y “sociedad hiperfragmentada”, dos términos que la organización de este seminario ha acuñado para describir el ambiente al que hemos llegado luego de varios años de incertidumbre e inestabilidad.

“Reconstruyamos Confianza para un Chile Mejor”, es el trabajo que nos hemos propuesto realizar en USEC este 2024, porque creemos que la tarea de reencontrarnos como país no debe dejarse ni exclusiva ni principalmente al Estado. En el mundo del trabajo también se puede hacer mucho para recuperar las confianzas que se han ido dañando con el tiempo, y que hoy nos tienen concentrados en un individualismo que no se condice con nuestra condición de seres sociables.

Al interior de la empresa es posible el encuentro con los demás. La confianza adquiere su plenitud cuando puedo conocer al otro y acoger sus alegrías, dolores y sueños. El encuentro con mi colega, entre jefe y subordinado, entre empresario y trabajador es de una riqueza enorme.

Debemos construir en nuestras organizaciones espacios de fraternidad porque si no reconstruimos las confianzas en lo micro, jamás podremos restaurarlas en lo macro. Y, como bien señalan en Icare, sin confianza, no tendremos reactivación económica. Los invito a que “Reconstruyamos Confianza para un Chile Mejor”.

Columna publicada el domingo 21 de abril de 2024 en El Líbero.