15 May 2019

USEC inicia programa de mentorías 2019

“Yo aprendí muchos de otros y eso a uno lo obliga a entregar un poco de su tiempo para intentar ayudar a los demás”, afirma nuestro consejero Rafael Ferrada, quien será mentor en este nuevo ciclo.

El mes de mayo USEC dio inicio a un nuevo ciclo del programa Mentorías, donde destacados empresarios, consejeros y socios senior de USEC, con reconocida experiencia laboral y calidad humana, transmiten sus experiencias a profesionales jóvenes con aspiraciones genuinas de progreso personal y de aporte a la sociedad.

El programa consiste en cuatro reuniones, confidenciales y personalizadas, donde el mentor pone a disposición su experiencia para que los futuros líderes empresariales tomen decisiones en conciencia y busquen ejercer un liderazgo trascendente, promoviendo el desarrollo integral de las personas y aportando desde la empresa al bien común de la sociedad.

Para participar es necesario ser socio activo de USEC, tener menos de 40 años y la inquietud de desarrollar la carrera profesional de una forma más humana e integral.

El consejero de USEC y gerente general de Ripley, Rafael Ferrada, quien será parte del grupo de mentores, cree que “todos necesitamos ser ayudados en nuestra noble misión de ser empresario o ejecutivo cristiano. Los mentores podemos hacer una gran diferencia, allá dónde el Señor nos ponga”.

“Yo aprendí muchos de otros y eso a uno lo obliga a entregar un poco de su tiempo para intentar ayudar a los demás. Yo espero ayudar y ayudarme a poner a Cristo en medio de nosotros, particularmente en nuestros trabajos”, agregó.

Sobre qué le puede aportar una mentoría de este tipo a un profesional joven, señaló que “escuchar a otros que han vivido un poco más, que han experimentado otras situaciones, ayuda a iluminar nuestro camino”.

Finalmente, respecto a qué consejo le habría gustado que le dieran cuando inició su carrera, Rafael Ferrada sostuvo que “tener más confianza en Cristo y la Divina Providencia. Uno debe poner su confianza en él y no sólo en uno, ya que nuestras fuerzas, intenciones y deseos no alcanzan”.