23 May 2019

Gerentes de RR.HH. participan en taller de liderazgo ético con Carolina Dell’ Oro

Representantes de 8 empresas socias de USEC asistieron a un desayuno con la filósofa y socia de la consultora Dell’ Oro Lagos.

“Liderazgo ético, de la cultura ética del cumplimiento, a la cultura ética de la adhesión”, se tituló el taller dictado este jueves 23 de mayo por la filósofa y consultora Carolina Dell’ Oro para los gerentes de Recursos Humanos de nuestras empresas socias.

El taller, al que asistieron representantes de Lo Valledor AASA, Copec, Elecmetal, Oportunidad Mayor, Constructora Guzmán y Larraín, Entel, Consalud y Pimasa, se centró en la importancia de la cultura de integridad en las empresas y el rol que deben desempeñar los líderes para adquirirla.

Según indicó Carolina Dell’ Oro, hoy más que nunca es necesario pasar de la obligación del cumplimiento normativo a una acción adherida y con sentido para todos los líderes colaboradores de la organizaciones, gestando así una cultura de integridad.

Respecto a cómo se lleva a cabo ese proceso, explicó que los componentes explícitos de las organizaciones, como código de ética, manuales de política interna, líneas de denuncia, comités de ética y programas de capacitación sobre normativa, ya no son suficientes y si bien aportan a la transparencia, hay que preocuparse de los denominados componentes implícitos cuyo objetivo es generar confianza en las empresas.

Dentro de estos aspectos mencionó la cultura organizacional, el liderazgo ético, la comunicación abierta, un sistema de incentivo compatible con los valores, reconocimiento a las conductas y políticas de promoción.

Carolina Dell’ Oro enumeró luego los pasos que debieran seguir las compañías para alcanzar una cultura de integridad: en primer lugar identificar valores intransables de la organización, capacitar líderes y colaboradores para comprometerlos con el valor de hacer lo correcto, una estrategia comunicacional en línea con la cultura de integridad, generación de espacios de confianza para co-crear soluciones y por último trabajar con el área de Compliance para transformar exigencias normativas en cultura de integridad.

En todo este proceso, que supone supone un trabajo permanente con las áreas de Ética y Cumplimiento, el rol del líder es fundamental, puesto que sus decisiones deben ser buenas no sólo para la organización sino para la sociedad y deben ser tomadas con una mirada de largo plazo.

Si lo logra, el líder generará vínculos de calidad y creará un hábitat que genere espacios que permitan sacar la mejor versión de cada uno de sus colaboradores.

Al término de la exposición se realizó una ronda de preguntas que dio paso a una animada conversación entre los asistentes.