22 Nov 2019

Busquemos el reino de Dios en la empresa – P. Cristián Hodge

Comentario del Evangelio – Domingo 24 de noviembre de 2019

Evangelio según San Lucas 23, 35-43

Busquemos el reino de Dios en la empresa

La petición del “buen ladrón” resuena en el evangelio de hoy: “Acuérdate de mí cuando llegues a tu Reino”. Esta súplica la dice estando también crucificado junto a Jesús y reconociendo sus propias responsabilidades. Cristo es rey desde la cruz, reina coronado de espinas, rompiendo los esquemas que asocian a un rey con el poderío que se ejerce desde un trono.

El Reino de Dios es la buena noticia que trae Jesús como una oferta universal de salvación, Dios quiere estar cerca de todos, especialmente de los pecadores, de los pobres, de los enfermos y de las mujeres. El prefacio de esta fiesta de Cristo Rey dice que el Reino de Dios es “un reino eterno y universal: el reino de la verdad y de la vida, el reino de la santidad y la gracia, el reino de la justicia, el amor y la paz”. ¡Venga a nosotros tu Reino!

Desde la empresa también se pueden pedir estas características del Reino de Dios, en especial justicia, amor y paz. El padre Hurtado afirmó muchas veces sobre la complementariedad de la justicia con la caridad-amor. En su Moral Social escribió que “la justicia social es aquella virtud por la que la sociedad, por sí o por sus miembros, satisface el derecho de todo hombre a lo que le es debido por su dignidad de persona humana”. Para todos los empresarios, ejecutivos y emprendedores un gran desafío será contribuir desde la empresa a que se avance en esta justicia social y en el amor al prójimo, y su fruto que es la paz, tres características tan importantes para la venida del Reino de Dios.

En el mes de María nos acogemos bajo su amparo.