06 May 2019

Al encuentro de Jesús – P. Samuel Fernández

Comentario del Evangelio – Domingo 5 de mayo de 2019

Evangelio de Juan 21,1-19

En el último capítulo del evangelio de Juan, los discípulos parece que han vuelto a sus actividades habituales. Nuevamente están pescando en el lago, tal como antes de haber sido llamados por Jesús. Pero, hay algo que cambia todo. Uno de ellos dice: ¡Es el Señor! Jesús estaba allí, pero los discípulos no lo percibían. Habían vuelto a sus actividades habituales, como si sus ilusiones de seguir a Jesús y cambiar el mundo se hubiesen esfumado… y todo hubiese vuelto a la «normalidad»…

¡Es el Señor! Pero el reconocimiento de la presencia de Jesús resucitado renueva todas las cosas. Todas las acciones se precipitan, Pedro se lanza al agua, los discípulos reman más rápido que nunca, todos llegan a la orilla y reconocen que la magnitud de la pesca proviene de Jesús. Todo cambia cuando somos capaces de reconocer a Jesús en nuestras actividades habituales. No es necesario escapar de ellas, sino estar atento a su presencia que todo lo renueva: ¡Es el Señor!